lunes, 25 de abril de 2011

Luque: "Yo no me como a nadie, soy inofensivo"


Entrevista al diestro de Gerena realizada por Carlos J. Trejo publicada por Burladero.com (Fotografía de Alvaro Pastor Torres)

A sus 21 años, Daniel Luque tiene un difícil reto esta temporada. En 2010 las cosas no terminaron de rodar. La encerrona de Madrid y cuatro tardes en Sevilla, tal y como muchos advirtieron, eran una arriesgada apuesta para un joven con condiciones pero con mucho camino por recorrer. Después vino la ruptura con José Luis Marca y su apoderamiento por el francés Simón Casas.

Tras su triunfo en Castellón, Daniel Luque se presenta fresco y renovado para afrontar sus inminentes compromisos en la Maestranza. En esta jugosa entrevista podremos descubrir todas las respuestas a muchos de los interrogantes que planean sobre la mente de los aficionados, sin pasar por alto la comentada personalidad de este joven torero sevillano que anda inmerso en su cuartel general, preparándose a fondo para estar a punto ante la temporada de su vida.

- ¿Nota el torero la presión?

Mucho, sobre todo cuando eres joven y has ido a pocas ferias. Los toreros triunfan delante tuyo. Vamos a ser sinceros, todas las tardes uno no puede cortar tres orejas, ni cuatro. Ni puedes triunfar todas las tardes tú y que los demás no lo hagan. La vida del torero es así: un día triunfa uno y otro día tú te quedas en el banquillo; otro día las cosas no te salen; otro día toreas al toro y pinchas; otro día el toro te embiste y tu no lo cuajas. Somos personas. Esas cosas antes no las entendía, ahora sí poco a poco, aunque soy joven. Las cosas malas que me han pasado y que me siguen pasando las voy pensando y las voy madurando y ahora veo las cosas de otra manera.

- Te honra que no hayas querido entrar en la polémica con Marca. ¿Tienes algo que decir al respecto?

A las cosas hay que verle lo positivo y si yo he vivido con una persona cosas bonitas, cosas buenas y cosas malas, por qué voy a ser rencoroso y le voy a faltar el respeto a José Luis Marca, que ha sido para mi uno de los apoderados buenos del torero. La vida que ha llevado, todo el mundo lo conoce... en esas cosas no entro porque no soy así. Puedo tener una fama de otra cosa, pero el que de verdad me conoce sabe que no soy así y poco antes todo había quedado bien, todo era bonito, todo era suerte. Yo me quedé como cuando empiezas a trabajar en una cosa y el trabajo se acaba. Yo estaría agradecido a esa empresa, por qué la voy a tirar por tierra sin tener un motivo, por eso no quiero entrar en polémica. Lo único que te digo es que yo tengo 22 años ahora, él tiene más que yo, que cada cual juzgue a cada uno, que a él lo conocerán más que a mí.

- Mucha gente trata de poner en entredicho su personalidad. ¿Cómo te describirías?

Lo he dicho mil veces. No voy a cambiar mi manera de ser porque soy como soy y todo el mundo tenemos nuestros defectos, pero tengo un fondo, que lo digan los que me conocen. De lo que hablan, si no lo veo no lo creo. Pienso cosas y le doy mil vueltas a la cabezay a las cosas que hablan de uno. Si no conozco a una persona, no soy capaz de decir lo contrario, estaría juzgando a alguien que no conozco y pienso que, tarde o temprano, mi persona se va a ver en todo y espero que sea pronto, que yo no me como a nadie, que soy inofensivo.

Hay cosas que uno no puede cambiar, que la persona es la persona, que el fondo se demuestra a la larga y se demuestra conociendo a las personas, los amigos, la gente. Pienso que los que me conocen, por lo menos los que de verdad me importan, dicen que soy hasta bueno. Me considero una persona muy normal, inquieto, con ganas de querer hacer cosas importantes, muchas veces con prisas por querer ponerme arriba. Pero de verdad que lo hago con toda la mejor fe del mundo y, sobre todo, que lo hago respetando a mi profesión y ahí está mi gente, mi cuadrilla, que lo puede decir. Yo soy el menos indicado para decirlo, pero que cada cual me vaya conociendo y me vaya juzgando lo que crea que soy.

- Imagino que estará muy contento de su triunfo en Castellón.

Mucho, porque es una feria muy importante. Está toda la prensa. Es una plaza de segunda importante. Quizás Valencia, Castellón, Sevilla y Madrid son los trampolines que por una cosa o por otra tienes que salir. He tenido la suerte de poder disfrutar de una tarde muy bonita, de detalles buenos, de sentir que la gente estaba conmigo. Ahora salgo a la plaza y veo que la gente me espera y tiene ganas de verme y es lo que quizás antes veía que me medían y eso pesa mucho. Pesa mucho en un chaval nuevo exigirle tanto, pero me gustan esas cosas, me gusta que me exijan, eso es señal de que tienen ganas de verme y que quieren que tire para arriba. Si no me echaran cuenta, ahí sería lo jodío.

- ¿Le obsesiona Sevilla?

No me obsesiona, lo que me da es mucho miedo, miedo en el sentido de no triunfar. Días antes te pasan mil cosas por la cabeza, pero este año voy claro, voy fresco, voy con moral y sobre todo con ganas de hacer cosas importantes en la plaza importantes, que gustan en Sevilla. Lo que estoy haciendo en el campo, lo que estoy haciendo en las primeras ferias, quiero que sea el trampolín definitivo que me lance al sitio que,poco a poco y con humildad y con tiempo y paso a paso, iré consiguiendo.

- ¿Cómo es su relación con Simón Casas?

Si te digo la verdad, la relación con Simón es espectacular porque llevo desde Castellón sin hablar con él. Es una persona que me va en mi persona. No me agobia, hace las corridas y no te pregunta, tú sabes lo que es que en cada corrida te digan: me dicen que no, que si, eso yo lo he vivido y eso es una cosa horrible. Y ahora cuando levanto el teléfono y me dice esto y eso... la verdad es que me alegro de haberme encontrado una persona así en mi carrera y ojala que dure mucho y que sea para tiempo.

- ¿Cuál es su planteamiento para esta temporada?

Torearé un número bueno de corrida, pero depende, ahora mismo no me quiero obsesionar en el número de corridas. Quiero poquito, bueno y que las cosas, los días claves, me salgan bien. Sobre todo mucha suerte es lo que pido y que en los sitios importantes me acompañe un poco, que al final es lo que importa.

- ¿Piensa Daniel Luque en alguna gesta para esta temporada?

De momento no sé si habrá algo por ahí, alguna sorpresa, a ver si podemos hacer algo que sea bonito y sobre todo que caiga bien en la afición y que salga bien. Y que si las cosas no salen hay que verlas y hay que pensarlas, que bastante ya uno mete la pata por esas ganas y esas ansias de triunfar. Uno lo hace, de verdad lo digo, con el corazón, con toda la ilusión y con todas las ganas de triunfar del mundo. No como muchas cosas que se hablan que por querer llevarse dinero, por eso o por lo otro. Los toreros hacen las cosas porque lo sienten y porque tiene ganas de hacer cosas importantes en el toreo.

- Me ha dicho un pajarito que le gusta ir por Zahariche a algún tentadero de Miura. ¿Qué hay de verdad en ello?

Mi compadre Rafaelillo me obligó un día a ir a lo de Miura y la primera vaca que le salió a él, la típica miureña que no embestía por ahí, me acerqué y le dije "Rafa yo quedaría muy mal si dijera que estoy malo o algo". Tenía ganas de irme y, al final, es de los tentaderos en los que más he disfrutado, y desde entonces con la casa Miura tengo muy buena relación me llaman para tentar y yo encantado.

También he tenido la experiencia de Victorino, que llevaba un tiempo detrás mía para que subiera a su casa, y también he ido y he disfrutado. De momento las primeras veces me he salvado. La verdad es que son ganaderías, Victorino y Miura, que mira para hacer una gesta no serían malas, pero bien te digo que no tengo prisas y poco a poco lo iremos viendo y cuando en el momento, pues haremos algo.

- ¿Querría Daniel Luque que el G-10 lo tuviera en cuenta?

Me han llamado, pero me da como vergüenza, porque soy tan joven y yo de esas cosas... Pienso que ahí hay toreros que nos están representando bien y las cosas que han dicho de que no han llamado a unos o otros, quizás lo veo bien. Que ellos arreglen el problema y, sobre todo, lo único que digo es que la unión hace mucho. Unirnos y poco a poco lo están haciendo y lo van a conseguir. Poco a poco creo que se van a conseguir cosas importantes.