jueves, 25 de junio de 2009

Beatriz, trasplantada de Pancreas-Riñón, nos hace llegar a Gerena Palmo a Palmo su emotivo testimonio


Bertolt Brecht dijo que "Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay otros que luchan muchos años y son muy buenos. Pero hay quienes luchan toda la vida, esos son imprescindibles".
Para nosotros, los enfermos que hemos vivido colgando de un hilo, esperando un trasplante que nos alargue ese hilo que nos unía a la vida y que lo haga más fuerte, para todos nosotros, digo, D. José Pérez Bernal es de esos HOMBRES IMPRESCINDIBLES.
Mi trasplante, como el de todos los enfermos de Sevilla y Huelva, pasó por sus manos no hace aún un año. Gracias a él, y al enorme corazón de la familia de mi donante, mi niño, hoy vuelvo a vivir como todos queremos: con ganas, con fuerza.
Y gracias también a él y a otra familia como la de mi niño acaban de trasplantar a mi compañero Manuel Miguel. Ayer salió de quirófano y todavía andamos todos los que le queremos nerviosos y con el móvil en la mano, queriendo saber cómo va salvando estos momentos tan difíciles.
Hace años que conozco a D. José Pérez Bernal y sé de su lucha diaria por todos nosotros. Os aseguro que es NUESTRO IMPRESCINDIBLE.

Beatriz González Villegas.
Trasplantada de Páncreas-Riñón.

4 comentarios:

kinisantos dijo...

Sin duda una labor impresionante la de este hombre!!

gerenamariana dijo...

Muchas Gracias por tu comentario, y por supuesto que puedes coger las fotos.

Gonzalo dijo...

Grancias Juan Francisco, haré un slide con ellas y pondré que son fotos tuyas junto con la dirección de tu blog.

Saludos, Gonzalo

Gonzalo dijo...

Tienes razón Kini, es una labor impresionante y es maravilloso ver que estas personas pueden llevar una vida normal gracias a la generocidad de los donantes y de sus familias. Creo que en esta labor de donación de órganos debería implicarse toda la sociedad y aquí, en Gerena, tenemos que destacar la extraordinaria labor que está llevando a cabo, en este sentido, la Hermandad de la Vera Cruz y el Ayuntamiento de Gerena.

Un abrazo, Gonzalo