sábado, 16 de mayo de 2009

1ª carta de San Pablo a los corintios (Menchu Álvarez del Valle)

2 comentarios:

Antonio Pavón dijo...

El Himno a la Caridad es uno de los textos más hermosos y profundos que se han escrito.

Probablemente contiene todas las claves para la salvación y para la felicidad humanas.

Probablemente dice todas las verdades: las que queremos oír y las que no.

Me he sentido transportado a Olivares. Me explico: allí estuve dando clase de ética y éste fue el pasaje que escogí para que los alumnos lo comentasen en un examen.

Le estás dando al blog un giro literario-religioso muy interesante.

Aunque hablemos las lenguas de los hombres y de los ángeles, si no tenemos caridad, ¿no somos como bronce que suena o címbalo que retiñe? ¿no somos un ruido estridente en medio del vacío? Un abrazo.

Gonzalo dijo...

Este texto de Pablo de Tarso siempre me ha parecido fascinante, no creo que pueda haber alguien que no sucumba ante su belleza y la verdad que implícita y explícitamente emana de él.

Escucharlo en la voz de Menchu del Valle, es una gozada y un bálsamo para el espíritu.

Gracias Pavón por tu docto comentario.

Abrazos, Gonzalo