martes, 16 de diciembre de 2008

Absueltos cuatro ediles de IU en Gerena por injurias al alcalde

La Fiscalía solicitó seis meses de cárcel y una multa de 3.600 euros por denunciar supuestas obras ilegales que ellos mismos habían votado en pleno.
Un juzgado de Sevilla ha absuelto a los cuatro concejales de IU en Gerena (Sevilla), para quienes el fiscal pidió seis meses por injuriar al alcalde Jacinto Pereira (PSOE), porque la información objeto de la denuncia se les había negado en varias ocasiones y no se les había dejado intervenir en el pleno.
El abogado Angel Cabañil, que defendió a los imputados, ha explicado este martes a Efe que la sentencia del juzgado penal 10 absuelve a los cuatro ediles porque el presunto delito de injurias está incluido en el de denuncia falsa por el que también fueron acusados, y para considerar este último delito es necesario que los hechos denunciados hayan sido archivados por un juez o tribunal.
En este caso, la denuncia de los concejales de IU fue archivada por la Fiscalía de Sevilla, ante la cual los cuatro concejales denunciaron en octubre de 2005 las supuestas irregularidades en la recalificación de unos terrenos y el posterior convenio firmado con la promotora de las viviendas.
En cuanto al fondo del asunto, la sentencia argumenta que "cuando se presentó la denuncia no había certeza de que fuese falsa" pues los concejales de la oposición habían pedido en varias ocasiones información al equipo de Gobierno y no la habían conseguido, ha añadido Cabañil.
Además, el pleno celebrado el día 15, vísperas de la presentación de la denuncia, fue muy conflictivo y no se había dejado intervenir a la oposición, lo que la juez considera que no es "dar la información pertinente".
En el juicio se personó como acusación particular el alcalde Jacinto Pereira, que pidió para cada acusado tres años de cárcel y multa de 6.000 euros, y en su declaración como testigo dejó constancia del daño moral que le había causado esta denuncia.
La Fiscalía, por su parte, solicitó seis meses de cárcel y multa de 3.600 euros por denunciar unas supuestas obras ilegales que ellos mismos habían votado en pleno, mientras que los imputados proclamaron su inocencia.
Uno de los acusados, Manuel Gutiérrez Arregui, entonces portavoz municipal de IU y ahora concejal, defendió ante la juez que no presentó una denuncia falsa, sino que "se limitó a poner en conocimiento de la Fiscalía unos hechos que considerábamos irregulares".
En cuanto a la propia votación a favor del proyecto por parte de su grupo municipal, Gutiérrez Arregui explicó entonces a los periodistas que apoyaron una primera votación para recalificar los terrenos y luego para crear la Junta de Compensación, pero su denuncia se refería a "irregularidades" posteriores como el convenio firmado con la promotora de las viviendas.
Además, IU denunció otras anomalías como el hecho de que las obras llevaran un año empezadas sin que se hubiese aprobado el Plan de Parcelación.
La denuncia se refería a las 400 viviendas en la promoción privada "Jardines de Gerena", que presuntamente se había aprobado sin definir previamente los usos de la parcela, aunque la Fiscalía la archivó una vez comprobada la legalidad de la actuación municipal.