martes, 16 de diciembre de 2008

La mina invertirá 23 millones en su plan de seguridad

El plan de Cobre Las Cruces para garantizar la actividad de la mina que construye en la Sierra Norte contará con el doble de la inversión inicial. La empresa anunció que serán 23 millones y no diez los que se destinarán a una actuación para preservar el sistema de drenaje del acuífero Niebla Posadas.
El Consejo de Administración trimestral del Cobre Las Cruces ha aprobado una ampliación adicional de 23 millones de euros que se destinarán a la puesta en marcha de este plan global de medidas para la gestión del agua en el complejo minero, que está enclavado en los municipios de Guillena, Salteras y Gerena. Esa batería de actuaciones es la misma que se presentó el pasado mes de septiembre a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), con idea de levantar la suspensión de la actividad que por aquel entonces recaía sobre la mina. La compañía fijó por aquel entonces en diez millones el plan de seguridad, una cifra que parece ser que se ha quedado pequeña para los responsables del complejo minero, que ahora reservan 23 millones a estas actuaciones dentro de los 498 millones previstos para la construcción de las instalaciones. La empresa aseguró en su día que con este plan la explotación del yacimiento de cobre se podría realizar “en condiciones de total seguridad para el acuífero Niebla Posadas”, sobre el que se realizaron una veintena de pozos y perforaciones ilegales, según recoge una sanción impuesta por la CHG. El plan de seguridad para reanudar la actividad está dividido en tres fases de desarrollo: la puesta en servicio de tres plantas móviles de ósmosis inversa para el tratamiento del agua, la optimización del sistema de drenaje y reinyección de la corta minera y la construcción de una planta permanente de depuración de aguas. Con ello, se quiere preservar “una gestión eficiente del sistema de drenaje y eliminar riesgos en la calidad del agua”.Tras una nueva inyección económica, Cobre Las Cruces está sólo a la espera del visto bueno de la CHG y la Consejería de Innovación Ciencia y Empresa, aunque ninguna de las dos se ha pronunciado todavía sobre este plan de garantías para la mina.