viernes, 29 de febrero de 2008

Medallas de la Villa de Gerena a Antonio Vargas y Bele Ortega

Jose Salguero Roldán, cura párroco de aquí, fue nombrado el año pasado como Hijo Predilecto de nuestro pueblo. Este año ha sido él el que ha glosado las figuras de Antonio Vargas y Bele Ortega a quienes les ha sido concedida la Medalla de la Villa de Gerena.
He aquí algunas cosas de las que dijo el cura sobre Antonio Vargas y Bele Ortega:


Este acto es para todos nosotros muy especial, porque son muy especiales las personas sobre las que ha recaído esta distinción, esta Medalla de La Villa de Gerena otorgada por nuestro Ayuntamiento. Yo quiero hacerme en este momento portavoz del sentimiento del pueblo hacia estas dos personas.
Antonio Vargas Fernandez, él no nació en Gerena, nació en Monesterio provincia de Badajoz el 25 de Febrero del año 35, tiene por tanto Antonio 73 años . Antonio es y procede de una familia obrera, jornaleros extremeños. El llega a Gerena muy jovencito, con dieciocho años. Llega a Gerena, viene de su pueblo aquí como otras personas vienen también en busca de trabajo, trabaja durante un año, a sus dieciocho años, en el tajo de Pepe Luis, en las canteras de Gerena. Al Año siguiente llega su familia de Monesterio, sus padres, sus hermanos. En esos años hay en Gerena mucha demanda de trabajo, se está construyendo el canal de agua desde el pantano de la Minilla hasta el cerro del Carambolo de Sevilla, lo que hoy día es la explotación de agua de Emasesa en Sevilla, entonces se construye a su paso por Gerena lo que se conoce en el pueblo como el trabajo del Canal, de Dragados y construcciones, vienen muchas personas a trabajar. La familia de Antonio Vargas es una de ellas. Antonio es muy joven y tiene su época de amor, se enamora de su compañera, de María Moreno Ramos y con ella contrae matrimonio el día quince del mes de Octubre del año 61, Antonio tiene veintiseis años y María tiene diecinueve . de su matrimonio nacen sus hijos Paula, Manoli y Antonio. Su vida es una realidad muy fuerte, es una experiencia, Antonio no ha sido nunca un hombre teórico, es un hombre que ha tenido siempre garra en la palabra que ha tomado ante el pueblo y ante los trabajadores porque el no es un teórico, es un hombre que habla de la experiencia vivida, una experiencia que lo marca desde su nacimiento y en su crianza en la posguerra y crea en él una fuerte consciencia obrera de militante sindicalista que marca su vida para siempre. Toda su vida ha sido y sigue siendo una lucha tenaz por la dignidad de la persona humana mas explotada, él se ha movido siempre hacia esta dirección, siempre, incondicionalmente, sin tener absolutamente ningún prejuicio contra nadie, pero teniendo muy claro que su objetivo es la suerte de los explotados. Esa ha sido siempre la estrella que ha guiado sus pasos, el norte y la brújula de su vida. No fue su vida, nunca, una vida fácil en ningún sentido, nadie le regaló nada nunca, A pulso y día a día y año tras año, trabajó y luchó sin concesiones por la clase trabajadora. Dondequiera que estuvo y donde quiera que fue levantaba la voz en el tajo. Hacía tomar conciencia a los compañeros de la situación de explotación en que estaban viviendo, en circunstancias muy duras, en aquellos años en los que la clase trabajadora fue la que levantó el país a base de trabajos, de abnegación, de constancia y , muchas veces, de persecución y de incomprensión. Trabajo precario, trabajo porfiado, militancia obrera desde que se levanta hasta que se acuesta. Incluso cuando está descansando sus sueños son siempre sueños de liberación, de reivindicaciones de mejoras de la clase trabajadora. Antonio Vargas, jornalero sin tierras, trabajador en la Isla del Arroz, Trabajador en la vendimia en Francia, trabajador en la inmigración, trabajador digno, vigilado, perseguido, fichado por la represión franquista, lider de Comisiones Obreras. Nadie le nombró lider, el se lo ganó, así sus compañeros siempre lo valoraron. La casa nº 20 de la carretera de Elgarrobo de Gerena era la casa mas segura de toda la comarca por lo bien que estaba guardada, vigilada por las fuerzas públicas.
Y María, su compañera, María Moreno Ramos alma y soporte de su lucha y de fidelidad a la causa de su vida, luchadora con él por la justicia, madre solidaria de la clase obrera hasta el final, calladamente, constantemente al pie del cañón. Cuando ya impedida por el cancer para otras tareas, vendía dulces por las calles del pueblo para recaudar fondos para los hijos de los trabajadores encarcelados. Descansó a los cuarenta años el siete de febrero del año 83. Me impresionó enormemente entrar en su casa aquella tarde, allí estaba la plana mayor de Comisiones Obreras de España, en su casa, rindiendo homenaje a María. Y él, Antonio, con cuarenta y ocho años y el corazón roto continuó su camino de lucha y de servicio arropado por un grupo magnífico de compañeros de Gerena a los que no voy a nombrar por no dejar fuera a ninguno, pero todos los tenemos en la mente y muchos de ellos están aquí con nosotros. Ellos pusieron los cimientos sindicales y políticos de lo que ha sido y es hoy la historia de la vida política y sindical de Gerena.
Esta es la vida a pobres trazos hechos por mi persona sobre la vida de Antonio Vargas, una vida cuyo balance final es clarificador y basta fijarnos en ese balance para comprender lo auténtica y lo honrada que ha sido la vida de este hombre. Tiene ahora mismo el mismo dinero con el que empezó, no tiene mas pero tiene un tesoro que es el cariño de su pueblo, que es Gerena y que nosotros aplaudimos . (Grandes aplausos del público que llenaba el salón de actos del Centro Cívico puesto de pie)

Hablaré un poquito también de la personalidad de Bele, de Isabel Ortega Peralías que nació en la villa de Gerena, en la calle de San Benito, junto a la Capilla de Abajo el día tres de febrero del año 1946. Tiene ya 62 años. Primera hija de las cuatro que tuvo el matrimonio de Manolito Ortega Rolán e Isabel Peralías Panduro, Ella vive en el pueblo como una niña normal de aquella época, en su colegio. Presenta un carácter delicado, tímido, callado. Así va haciendo su camino en el colegio del pueblo, en el colegio de la Corredera con Doña Teresa y otras maestras antiguas que la llevaron adelante en su primera enseñanza. A los diecisiete años se va del pueblo, se va al noviciado de la congregación que las Esclavas del Divino Corazón tienen en Sanlucar la Mayor y allí entra en su formación de noviciado hasta que hace su profesión y es destinada por la congregación a Madrid donde ejerce en la enseñanza hasta los veintitrés años. A esta edad, con tanta juventud y con tantas ilusiones parte, destinada por la congregación, para Brasil donde permanece ininterrumpidamente desde hace ya cuarenta años . Ella viene de vez en cuando a ver a su familia, aproximadamente cada dos años. No es amiga para nada de actos públicos ni de reconocimientos, sino que es de un carácter, como digo, mas bien tímido y callado, pero su presencia nos alegra a muchas personas y sobre todo nos anima por su testimonio, por la trayectoria de su vida. Preparada para los trabajos propios de la congregación, dedicada especialmente a la enseñanza como sabéis, el colegio de las Esclavas, El contacto vivo con la realidad de Latinoamérica va a transformar y a orientar su vida. Con una vocación desarrollada en la opción por los pobres de la tierra. Ella, en contacto con aquella realidad, no mira para otro lado, se queda impactada e impresionada por lo que están viendo sus ojos, la miseria, la pobreza, la carencia, la falta de horizontes de todo un país, de todo un continente que se debate esos momentos entre la dictadura y entre los anhelos de liberación en los que prende un grupo de creyentes una forma nueva y original de llevar adelante la liberación a través de la conciencia del creyente , que es la Teología de la Liberación nacida en Latino América que Bele ha bebido muy de cerca, y de la cual se ha alimentado. Va así a alimentar su opción con la Teología de la Liberación, en contacto con las comunidades de base, son grupitos cristianos que se reunen, que leen el Evangelio de3sde la pobreza, desde la necesidad, desde la solidaridad, desde el momento en que ellos sienten que han de ayudar a su compañero y a su hermano, y tienen ellos que ponerse en movimiento para mejorar la suerte de las personas que viven en esas circunstancias. Se va a abrir un horizonte de coherencia al servicio de los mas pobres, de su promoción y liberación y esto va a llevarla a entrar en crisis con la estructura de la congregación y a tomar la decisión de dejarla, con un grupo de compañeras, para poder seguir con entera libertad y con la mayor coherencia posible su camino de seguimiento del Evangelio con los pobres de la tierra, siempre en contacto con la pobreza real, Responde con su compromiso personal y comunitario embarcando su vida y su persona. Responde así al reto que le plantea en su conciencia, su fe de creyente: Que no se puede en este mundo ser cristiano, seguidor de Jesucristo sin luchar por la justicia y la liberación de los pobres, aquí y ahora. Ese es su descubrimiento, esa es su opción, esa es su vida a partir de ese descubrimiento tiene que ganarse la vida, al no depender ya de la congregación. Hace su licenciatura en Teología y se hace profesora en esta materia hasta llegar incluso a dar clases de Teología en el seminario, alternando su trabajo docente con la dedicación al trabajo en los suburbios de las ciudades donde ha vivido. De ahí nace el trabajo eficaz, no se trata simplemente de socorrer o de dar una limosna a un pobre, se trata de que los pobres promuevan su propio desarrollo, de que los pobres sean autores de su propia liberación. Y ella apunta por esa opción y así monta este proyecto con unas compañeras, el proyecto Apoema, que actualmente desarrolla en la ciudad donde ella vive en Gollania, el estado de Golla en Brasil, que todos nosotros desde Gerena sostenemos solidariamente. Proyecto y realidad que sin Bele no existiría. Ella tiene ahora mismo a su cargo la promoción de unos ciento veinte chavales entre niños y adolescentes, en unos suburbios, en la vida que todos sabemos que hay en los suburbios, en los suburbios de Brasil, en las fabelas donde la vida normal de los niños es la prostitución, la droga, la delincuencia, un horizonte negro. Y ella comprende que allí está su vida, en la promoción de aquellas criaturas y así monta este proyecto que significa "el que ve a lo lejos", el que mira mas allá, mas allá del suburbio, mas allá de la marginación, mas allá hay una vida nueva, hay una esperanza.
Esta es la vida de Bele y nosotros, generosamente desde nuestro pueblo, apoyamos este proyecto. Hace unos días le mandamos como todos los años una transferencia por valor de cinco mil euros que hemos recaudado en el pueblo, día a día, en determinadas celebraciones con los niños, las comuniones, la navidad, el domund, manos unidas,etc. todas estas campañas nosotros las enfocamos hacia ella y sabemos que nuestra aportación es eficaz porque está en sus manos, y ella con ese poquito que le mandamos hace verdaderos milagros y levanta a esas criaturas de manera que están deseando estas criaturas de que empiece el curso nuevamente, ella con ese dinero no solamente promociona la cultura, la educación poniendo a los niños al nivel en clases de recuperación, hace actividades extra escolares, hacen actividades deportivas, manualidades, y tienen ese proyecto de promoción humana tan fantástico en el que estos niños, jóvenes , adolescentes, chavalas y chavales están mirando para Gerena, agradecidos en el alma por nuestra ayuda solidaria. Esta es la pequeña y la gran obra de Bele por la cual nosotros la reconocemos y la aplaudimos en este día. (Grandes aplausos de todo el salón de actos también)
La intervención del alcalde fue como sigue:
Muchas gracias hermano, me parece que la semblanza hecha por ti de estos dos gereneros dice todo sobre la intencionalidad de este acto.
Nadie es profeta en su tierra, dice el refrán. Para desmentir dicha afirmación, que tiene mucho de irónica y de falta de confianza en nuestros paisanos, el pueblo de Gerena pretende con la concesión de las Medallas de la Villa, en un día tan señalado como el Dia de Andalucía, reivindicar los méritos de gereneros y gereneras que dentro o fuera de nuestro ámbito sean acreedores a ello por su esfuerzo y dedicación a los demás en los ámbitos de la cultura, la educación, la investigación, la cooperación, los derechos sociales, o cualquier otra actividad.
Este acto que es continuación del que venimos celebrando en esta jornada, en años anteriores, debe de servir para aunar voluntades en torno a los homenajeados, por encima y al margen de diferencias de cualquier tipo. La unanimidad no tiene porque ser obligatoria, pero la generosidad y altura de miras si es deseable. A lo largo de la historia, son múltiples los ejemplos de grandes hombres y mujeres que solo tuvieron el reconocimiento social cuando ya no podían agradecerlo: Miguel de Cervantes, Mariana de Pineda o el gran pintor Van Gogh son solo tres ejemplos. Los gereneros y gereneras queremos que nuestros paisanos que dedican su tiempo y sus esfuerzos a mejorar las condiciones de vida de los demás, sientan cercano nuestro afecto, cariño y admiración. por eso hoy, hace tan solo unos momentos, hemos rendido homenaje a Luz Ortiz colocando un azulejo a la calle que lleva su nombre y deseando que sienta, aun en medio de su grave enfermedad, nuestro aliento. Y por eso ahora, en la celebración del Día de Andalucía homenajeamos a dos gereneros que en la distancia una, y el otro entre nosotros, han dedicado y dedican sus vidas al servicio a los demás. especialmente a los mas débiles. Colectivos tan importantes como la hermandad de nuestra Patrona, las hermandades de Soledad, Vera Cruz y Gran Poder, las asociaciones de mayores, la asociación de mujeres Guadiamar, la asociación Plácido Fernandez Viaga o el sindicato agroalimentario de Comisiones Obreras, han mostrado, entre otros, su apoyo y adhesión a la iniciativa que fue aprobada recientemente por el pleno d ela corporación. Nuestros homenajeados eligieron trabajar en dos campos fundamentales para el avance y progreso de los pueblos, la formación y los derechos sociales. Así lo han hecho siempre y lo siguen haciendo con ilusión renovada cada día. Enhorabuena a ambos y os expresamos un deseo, que vuestra semilla germine y que Gerena aporte mas ciudadanos solidarios y jóvenes que se miren en este espejo. Viva Gerena y Viva Andalucía. (a este discurso le siguió un cerrado y fuerte aplauso)
El discurso de Vargas:
Yo voy a ser muy breve. Agradezco de corazón, de todo corazón, que se me haya entregado esta medalla como mérito a la lucha de clase en defensa de los trabajadores. Yo vine a este pueblo arrojado de mi pueblo por el hambre y la miseria, como digo yo, me arrojaron de mi pueblo los mismos , los de siempre, los tiranos, los que siempre me han negado el pan y el trabajo, pero aquí estoy con vosotros, gerenenses, como hermano.
El dia catorce de junio de 1953 me vi con una maleta de madera en el cruce de Gerena sobre las tres de la tarde. llegué a las cinco a Gerena, entré por los Pozuelos, me encontré una señora, hacía una calor enorme, que estaba ahí en la calle, en aquel momento no sabía quien era. Pregunto, por donde se sale para la carretera de Elgarrrobo y dice, mira joven, no ves aquella casa que tiene dos chimeneas?- era una hermana de Modesto el de la Jabata- Pues sí, entra pa dentro. en la casa de ella, en los Pozuelos, me dio un poquito de café de cebá que eso era lo que había y ya seguí, porque vine aquí porque estaba mi tío Apolonio que vivía en una choza que se la compró a los padres del municipal que tenemos aquí que es de Osuna o por ahí. y esa es parte de mi historia. Desde Monesterio, mi familia era de izquierdas, sufrió la represión de la dictadura franquista y claro, tendría que decir aquí también que encontré muy buenos compañeros . Aquí hay un montón sentados, hay uno que fue alcalde de Gerena y otros que ya han fallecido. Entre todos emprendimos la lucha por la liberación de los trabajadores consiguiendo con el esfuerzo de todos conquistar las libertades democráticas, que es el don mas preciado de los seres humanos. Viva la Libertad!! Viva la Democracia!!
Sofía Ortega, hermana de Bele, Recogió la Medalla de la Villa en nombre de su hermana que se encuentra en Brasil
Los asistentes al acto pudimos ver un video en el cual Bele hablaba al pueblo de Gerena agradeciendo el galardón y contándonos un poco, cual es su labor en Brasil:
Desde Gollania, ciudad situada en el corazón de Brasil, envío un saludo afectuoso a vosotros que a pesar de la distancia y el mucho tiempo que hace que salí del pueblo, os habéis acordado de mí. Treinta y nueve años de mi historia han recorrido Brasil intentando colaborar en la construcción de un mundo mas justo y solidario...creo que, a través de mí algo de Gerena se prolonga por estas tierras. Hoy comparto mi acción y mi vida en uno de los barrios mas necesitados de Gollania llamado Parque Tremendó, desarrollamos el proyecto Apoena con quien el pueblo de Gerena colabora todos los años con su aportación económica. trabajamos con los niños y niñas dándoles una base educacional con la intención de promover entre los mas jóvenes valores y actitudes que les proporcionen una vida mas digna, humana y feliz. Me siento muy unida a todos vosotros y envío a todos los hijos y las hijas de Gerena el agradecimiento sincero y un abrazo. (Grandes aplausos de todos los asistentes al acto)

(La transcripción del mensaje de Bele no es totalmente literal. Ella se expresa con un acento fuertemente brasileño, como es natural despues de tantos años, y hay palabras que no he llegado a entender...pero creo que el espíritu del mensaje está recogido en su totalidad)