jueves, 10 de enero de 2008

Defensoras de animales advierten de ahorcamiento de galgos en Gerena, donde rescataron uno semiahogado

La Asociación 'Sofía. El Refugio-Escuela' y la Asociación Andaluza para la Defensa de los Animales (Asanda) advirtieron hoy del ahorcamiento de galgos en la localidad sevillana de Gerena, toda vez que esta semana ya rescataron un perro de esta especie, gravemente herido, al que habían intentado ahorcar con una soga.
En declaraciones a Europa Press, una de las portavoces de las organizaciones concretó que varias personas del municipio les avisaron de la existencia de un galgo 'en muy mal estado' al que habían intentado ahorcar empleando una cuerda 'muy fina'. Según sus estimaciones, el animal habría permanecido unas cuatro o cinco horas colgado de la soga, de la que se liberó por sí mismo empleando los dientes. No obstante, al ser elástica, la cuerda se le quedó clavada en el cuello donde, tras unos doce días, llegó a hundirse más de dos centímetros en la zona provocando una herida 'prácticamente mortal'.A consecuencia del intento de ahorcamiento, el perro sufrió una necrosis en el tejido del cuello, por lo que tuvo que ser sometido a una operación en la que también se eliminaron los gusanos que invadían sus heridas. De igual modo, el galgo --que ha recibido el nombre de 'Ocho'-- se encontraba en estado de shock y deshidratado al pasar como mínimo una semana sin comer, ya que sus lesiones se lo impedían.El veterinario que lo atendió también descubrió que el perro había sufrido una mutilación en las orejas y que su propietario había eliminado el microchip identificativo que portaba el animal en el cuello con la ayuda de un cuchillo. En la actualidad se encuentra ingresado y en proceso de recuperación.Por todo ello, las organizaciones defensoras presentaron una denuncia ante el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de la localidad sevillana de Aznalcóllar, que realizará las gestiones pertinentes tendentes a localizar e identificar al propietario.Asimismo, recordaron que es el tercer caso similar que atienden en los últimos meses en la población, en la que el Ayuntamiento hace 'oídos sordos' a lo que ocurre en sus calles. Según criticaron, los dueños actúan con 'total impunidad' ante una autoridad que 'no hace nada para evitarlo'.
Terra Actualidad - Europa Press