lunes, 28 de enero de 2008

Manuel Escribano corta una oreja en Maracay

27/01/2008
MARACAY (Venezuela) La plaza "Cesar Girón" de Maracay, registro casi el medio aforo, para presenciar una nueva edición del aniversario de la Municipalidad.
Manuel Escribano, recibió a su primero con una larga cambiada, ligada con varias verónicas. Galleo por chicuelinas para colocar al toro en el caballo. Luego de la vara realizo un quite por chicuelinas y tafalleras. En banderillas, se ha ganado al público al colocar dos pares de poder a poder, uno al quiebro al hilo de las tablas, muy comprometido.
Ya colocado ha basado su faena básicamente por el pitón izquierdo, dando varias tandas de hasta seis muletazos, y con la música acompañándolo. Adornos de galería para rematar la faena y mata de estocada trasera y ladeada. Con su segundo llego a colocar hasta 4 pares por petición del público, destaca un violín al quiebro al hilo de las tablas, y uno al sesgo. No le ha faltado nada en cuanto a variedad de pases con la muleta, pase de las flores, molinetes, desplantes, pero siempre templando las embestidas de su toro y acompañado de la música. Mato de un pinchazo y estocada trasera.
Gabriel Picazo, Poco pudo hacer con su primero, que se queda corto e incomodo con sus embestidas. Con su segundo vino el desquite, cinco verónicas jaleadas por el publico, rematando con una media de rodillas. Llevo al toro galleando por chicuelinas. Inicia con tandas de derecha de manos muy bajas y sobre todo templando la embestida del toro. Basa netamente su faena por el pitón derecho y siempre acompañado de la música. Remata su faena con molinetes, desplantes, y una tanda de rodillas. Mata de estocada trasera y desprendida.
Leonardo de Maracay ha estado voluntarioso, con ganas de agradar ante un toro, sin raza. Con el ultimo de la tarde, volteo la tortilla. Recibió a su toro a Portagayola, para luego ligarle seis verónicas y una revolera. En la muleta se fue a los medios para desde ahí citar al toro y traérselo de largo, cargando la suerte y por el pitón derecho. A partir de ahí se gusto toreando, ligando, metiendo los riñones y rematando los pases de muleta bien atrás. Muletazos con desmayo, con gusto, siempre con la música como fondo. Su fallo a espadas, lo evito de obtener trofeos, cuando tenia a toda la plaza volcada con el.
Corrida de la Municipalidad. Poco menos de medio aforo. Toros de Rancho Alegre (1,2,3), y Campolargo (4,5,6) Pesos: 426,428,430,474,437,425. Escasos y anovillados de presencia los tres primeros, Mejor hechos los tres restantes. Nobles: 1, 4,5,6. Manuel Escribano, Silencio y Oreja; Gabriel Picazo, Silencio y Dos orejas; Leonardo de Maracay, Palmas y Vuelta.