sábado, 3 de mayo de 2008

Las Cruces excavó 20 pozos pese a tener sólo permiso para tres

La mina Cobre Las Cruces tenía autorización de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) para excavar tan sólo tres de la veintena de pozos de sondeo que se encontraron en el interior de la corta de la mina que construye en los municipios sevillanos de Guillena, Gerena y Salteras. La CHG anunció el martes la apertura de un expediente sancionador a la compañía filial de la canadiense Inmet Mining tras comprobar que el acuífero Niebla-Posadas había sido afectado por la actividad extractiva.
La compañía procedió el pasado miércoles a sellar los 20 sondeos de extracción de agua del acuífero que atraviesa el yacimiento, como le exigió la CHG, y presentará el próximo martes un plan de medidas para resolver las deficiencias del proyecto de preservación del acuífero, imprescindible para iniciar la extracción de cobre de la mina
Cobre Las Cruces tenía permisos para realizar solo tres sondeos en el interior de la corta en lugar de 20, al objeto de recoger el agua que no fuera extraída por el sistema de drenaje y reinyección periférico, previstos para salvaguardar de contaminación y de pérdida de caudal el citado acuífero. Además estos tres sondeos autorizados no tenían posibilidad de reinyección.
Al parecer, el problema que se ha suscitado en el interior de la mina es que el agua que ha "escapado" a los sistemas de drenaje periféricos es el doble de los cinco litros por segundo que se tenía previsto extraer desde la corta con tres sondeos.

La CHG está ultimando un informe con las deficiencias del plan aprobado para la gestión del acuífero. Fuentes de la CHG han adelantado, a falta de las conclusiones definitivas, que el sistema previsto está fallando, y que además de producirse pérdidas en el caudal del acuífero, se han producido contaminaciones por los sondeos que han puesto en contacto el agua con la bolsa de mineral pirítico.
Los responsables de Cobre las Cruces, por su parte, insisten en que el sistema es aplicable y ha funcionado desde su inicio, y presentarán el próximo martes a la CHG una batería de medidas técnicas para mejorar el resultado de la gestión del agua.
La empresa minera de capital canadiense se ha mostrado dispuesta ha colaborar con la CHG para implantar cuantas medidas medioambientales sean necesarias para mantener la viabilidad del proyecto minero. Minas las Cruces lleva invertidos ya más de 300 millones de euros de los 480 millones del total previsto.