viernes, 23 de noviembre de 2007

25 de Noviembre



El día 25, pasado mañana,se conmemora el Día Internacional contra la Violencia en la Mujer . Es un día Importantísimo que deberíamos repetir todos los días, porque todos los día hay víctimas por esta razón. No solo son las muertes que tan frecuentemente suceden, esas muertes normalmente vienen precedidas de años de sufrimiento originados a la víctima por su marido o pareja.Toda una historia de palizas, de ataques de ira, de celos desmedidos, de mujeres y niños aterrorizados que en la mayoría de los casos no saben ni pueden huir de esa espiral de violencia que convierte sus vidas, cada día, en un infierno.
Hay que decir basta a tantas muertes de mujeres a manos de sus maridos o parejas. Quiero decirle a estas mujeres que no se amilanen, que no se dejen vencer por el miedo y que hagan frente con determinación a este problema, que denuncien a quienes las maltratan, que se vayan de casa y se protejan con todos los recursos que las leyes ponen en sus manos precisamente para eso, para protegerlas de esa violencia gratuita e inmerecida que padecen.
Toda mi solidaridad está con vosotras, luchad y protegeros , poneos a salvo, salvad vuestra vida.
Se que en muchos casos ellos, después de propinar a su mujer una gran cantidad de golpes, se arrepienten y piden perdón, muchas veces se ponen de rodillas y juran llorando que nunca mas le volverá a poner una mano encima. La experiencia nos ha enseñado que hacerles caso en esos momentos y perdonarlos pensando que un día él cambiará es un gran error. Ellos no cambian nunca, en cualquier otro momento puede llenarse de ira y volver a pegar. Aguantar para ver si cambia no es mas que prolongar esa agonía, esa vida de sometimiento y terror que muchas veces acaba en la tumba.
Muchas veces no se ejerce violencia física pero si se comete violencia psicológica, ésta también mata pero deja a las víctimas respirando y pudiendo ir al mercado así que es mucho mas difícil de reconocer y probar. otras veces las mujeres están tan sometidas, que hasta justifican que les hagan lo que les hacen porque ellas creen que se lo merecen y que no valen nada, son aquellas que han sido aleccionadas por el machismo imperante y que tienen metido a fuego en su cerebro, como si fueran ciertas, las razones de sus verdugos para maltratarlas...este problema tiene una magnitud inmensa y es un debate que habría que abordar con franqueza, valentía y la determinación de llegar a las raíces del problema para poder acabar con él.
Solo quiero deciros que estoy con vosotras y que como yo muchísima gente mas, El estado y las leyes también están con vosotras...ánimo, no desfallezcáis, os mando una rosa con todo el respeto que merecéis, ese mismo que tenéis que reclamar, que es vuestro por derecho de conciencia y lo que os pertenece por derecho de conciencia no lo podéis perder ni os lo pueden quitar.
Un abrazo solidario a todas, Gonzalo