miércoles, 7 de noviembre de 2007

La Junta y antiguos mineros de Boliden alcanzan acuerdo que garantiza empleo


La Junta de Andalucía y los ex mineros de Boliden han alcanzado un acuerdo que desbloquea el conflicto que mantienen desde hace casi tres meses y por el que la empresa pública Egmasa contratará a los 75 trabajadores afectados hasta que las partes pacten el traslado a empresas privadas con contratos fijos.
El acuerdo recoge el compromiso de contratar a los 22 trabajadores despedidos por Egmasa el pasado mes de agosto y de mantener el empleo a los 53 restantes hasta que una comisión de seguimiento -formada por Junta y sindicatos- acuerde el traspaso de un número, aún por determinar, de trabajadores a unas cuatro o cinco empresas privadas 'de solvencia', entre ellas Cobre Las Cruces.Los ex mineros se comprometen a aceptar las ofertas de trabajo acordadas por la comisión de seguimiento y, si no las aceptan, quedarían desvinculados del citado acuerdo, que garantiza a todos los trabajadores un puesto de trabajo, según los firmantes.En el caso de que un trabajador tras ser contratado por una empresa vinculada al citado acuerdo se quede en desempleo la Junta se compromete a contratarlo en Egmasa.La comisión de seguimiento abordará durante estos meses las ofertas que presenten las empresas y los perfiles profesionales de los trabajadores hasta diciembre de este año, de forma que los ex mineros puedan ser pasar a otras empresas durante 2008.La Junta se compromete a facilitar la información sobre las empresas interesadas en contratar a los trabajadores y los perfiles demandados, así como las condiciones laborales de los contratos.En este apartado se garantiza unos niveles de ingresos similares a los que tienen en Egmasa actualmente a los que opten por la recolocación en otras empresas, y los que no reciban ninguna oferta de trabajo estable en el plazo previsto se podrán acoger a medidas sociolaborales para garantizarles una renta 'justa y digna', según recoge el pacto.El acuerdo incluye también la posibilidad de bajas incentivadas, si bien los firmantes calculan que se producirán sólo unas cinco.El conflicto se inició cuando Egmasa, empresa para la que trabajan los ex mineros en labores de restauración y limpieza tras el vertido de la mina de Aznalcóllar (gestionada por Boliden) no renovó el contrato a 22 de estos trabajadores el pasado mes de agosto.A partir de ese momento, los ex mineros iniciaron un calendario de movilizaciones que han mantenido en el tiempo y llevan dos meses encerrados en la catedral de Sevilla y sin acudir a sus puestos de trabajo y sus mujeres también han permanecido varias semanas encerradas en la iglesia de Aznalcóllar.El acuerdo, aprobado por mayoría con seis votos en contra, fue rubricado por los viceconsejeros de Innovación, Ciencia y Empresa y de Empleo, Jesús María Rodríguez y Agustín Barberá, respectivamente, y por los representantes de CCOO y UGT.Los responsables de la Junta expresaron su satisfacción por el acuerdo y el secretario general de la federación del metal de CCOO-Andalucía, Roberto Carmona, ha destacado del acuerdo que 'ni un día habrá un trabajador en desempleo'.