jueves, 9 de octubre de 2008

Daniel Luque : "Esta fiesta te atrapa sin enterarte"

El diestro de Gerena, de 19 años de edad, cierra esta tarde en La Misericordia su primera temporada completa como matador de toros.

09/10/2008
--¿Cómo ha vivido el primer año de matador de toros?
--La verdad es que son días que se pasan de manera muy diferente a cuando era novillero. Ahora que llevo año y pico de matador lo llevo muy bien y estoy muy contento y muy ilusionado.
--¿Le han salido las cosas bien?
--Sí, sí creo que sí. He tenido tardes muy importantes en las plazas de Granada, Gijón, Córdoba, Málaga, San Sebastián, para mí ha sido una temporada muy positiva.
--¿Y cómo se presenta ante los aficionados de Zaragoza?
--Con mucha ilusión. Es una gran plaza y además toreo con una ganadería que me encanta, conozco mucho al ganadero y tanto los toros como yo estamos en buen momento.
--¿Ha elegido usted los toros o se lo han dado hecho?
--No, ha sido lo que me han ofrecido e inmediatamente dije que sí.
--¿Están los novilleros recién alternativados para poder elegir?
--No hace falta. Yo creo que ya saben los empresarios cómo somos cada uno y lo que nos tienen que ofrecer. Además, yo tengo que coger sitio poco a poco, y, realmente, mientras vea posibilidades y me traten como tiene que ser y me paguen mi dinero digo sí a todo, lo que no voy a hacer es ir de Lila, como dicen en mi pueblo. A cualquier sitio y con cualesquiera condiciones desde luego que no voy.
--¿Hay antecedentes taurinos en su familia?
--Sí, mi padre lleva toda la vida viviendo en el toro, y desde chico, me he criado entre capotes y muletas.
--¿Cuando decidió ser torero?
--A los 9 años. Vas jugando y jugando y no te enteras, hasta que te das cuenta de que tienes el veneno metido en el cuerpo y la realidad es que esta fiesta te atrapa sin enterarte. Luego no lo puedes dejar.
--¿Ha notado el cambio del novillo al toro?
--Poco, la verdad es que en las novilladas te echan ejemplares que parecen más un toro, así que la verdad es que no mucho.
--En Zaragoza ha estado tres tardes de novillero ¿verdad?
--Sí, y, por ejemplo, los novillos que he lidiado en la plaza de Zaragoza eran casi toros.
--¿Qué le queda después de la tarde de hoy en La Misericordia?
--Tengo que ir a América, para torear el día 19 en las puertas de la capital mejicana con Rafael Ortega y Miguel Ángel Perera; luego volveré a casa y después viajaré otra vez allá.
--¿Nota mucha diferencia entre el público americano y el de aquí?
--Son un público muy torerista y hay una gran afición, por lo que muchos matadores triunfan allí, pero a mí me gusta más España.
--¿Qué le gusta más el capote o la muleta?
--El capote. Me encuentro mucho mejor con el capote y me gusta más. Con la muleta, poco a poco vas aprendiendo, todos los días descubres cosas, pero mi fuerte es el capote, que además me sale más de dentro y me siento mucho mejor, va más con mi forma de ser.